jueves, 15 de agosto de 2013

La Familia monástica de Belén y de la Asunción de la Virgen y de San Bruno


La Familia monástica de Belén y de la Asunción de la Virgen y de San Bruno tiene sus orígenes, como ya hemos dicho, en 1.950, para que existan en el mundo comunidades de solitarios que vivan en la adoración silenciosa.- El día 1 de noviembre de 1.950, Su Santidad el Papa Pío XII promulgó el Dogma de la Asunción de la Virgen al Cielo, según el cual María, madre de Jesús, nacido en Belén, ha sido llevada al Cielo por Dios en cuerpo y alma.-Cuando Pío XII proclama solemnemente el Dogma, en la referida fecha, en la plaza de San Pedro, en Roma, entre la multitud innumerable se encuentra un grupo de peregrinos franceses acompañados de un religioso, el padre Ceslas Minguet, o. p..- Al escuchar al Sumo Pontífice, siete de ellos reciben en su intuición inicial el deseo de que nazcan comunidades religiosas en todo el orbe.- Juntos deciden ponerse manos a la obra de lo que llaman “El Proyecto de la Virgen”.


El día 2 de febrero de 1.951, aparece la primera comunidad de las monjas de Belén y de la Asunción de la Virgen, en el pueblecito de Chamvres, diócesis de Sens (Francia).- Su intención es vivir en silencio, en soledad, aisladas del mundo, y adorar día y noche a la Santísima Trinidad con la Virgen.- A través del Arzobispo de Sens, Monseñor Frédéric Lamy, la Iglesia concede una gran atención a estos humildes comienzos.- El 6 de octubre de 1.956, nace la primera comunidad de monjes.- Ambas comunidades, aunque seguidores de las mismas normas monásticas, habitan en monasterios independientes.- Las monjas son erigidas en Instituto religioso el día 24 de junio de 1.986.
El triple nombre de esta Familia monástica manifiesta los aspectos diversos pero complementarios de su identidad y vocación: Belén, en recuerdo de los primeros monjes que han vivido en los desiertos del valle del Jordán y del Cedrón, no lejos del lugar en que Jesús nació.- Asunción de la Virgen, en clara referencia al Dogma citado antes de María.- San Bruno, que explica el hecho de que los monjes y monjas de la Familia de Belén, de la Asunción de La Virgen y de San Bruno siguen las reglas monásticas instauradas por este santo.


Tras el crecimiento y expansión actual de esta Familia Monástica a distintas diócesis, Su Santidad el Papa Juan Pablo II, previo informe favorable de la Congregación para los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica, tuvo a bien dar su consentimiento, a petición del Prior de los monjes, Hermano Patrick y de la Priora de las monjas, Hermana Marie, para que esta Familia Monástica sea reconocida como de Derecho Pontificio.- Por medio del correspondiente Decreto, esta misma Congregación declara, pues, que la Familia Monástica de Belén, de la Asunción de la Virgen y de San Bruno es un Instituto religiosos de Derecho Pontificio en sus dos ramas de monjes y monjas, y que así debe ser reconocida por todos.- Es firmado en el Vaticano, el 6 de octubre de 1.998, fiesta de San Bruno.
Desde el nacimiento de esta Familia Monástica, se han creado Monasterios de monjes, en Francia, Italia e Israel, y Monasterios de monjas, en Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Chile, España, Canadá, Estados Unidos de Norteamérica, Francia, Italia, Israel, Lituania, Polonia, Portugal, Suiza y Nuevo México.

Fuente: http://monjasdebelen.blogspot.com.es/


1 comentario: