viernes, 15 de noviembre de 2013

La Liturgia

video

La vida del monje, gira o debería girar, en torno a la liturgia. su vida ha de estar inmersa y regida no  por las estaciones del año sino solo y, fundamentalmente, por la vivencia plena y consciente del año litúrgico y la celebración de los misterios del Señor.  

Para la Iglesia Católica, la liturgia es el ejercicio del sacerdocio de Cristo que es realizado por los bautizados. El Concilio Vaticano II define la liturgia como "la cumbre a la que tiende toda la acción de la Iglesia y, al mismo tiempo, la fuente de donde mana toda su fuerza ". (Sacrosanctum Concilium, n. 10, en Concilio Ecuménico Vaticano II)

Liturgia católica, en sentido general objetivo, es lo mismo que culto público de la Iglesia y puede definirse como "el conjunto de acciones, fórmulas y cosas con que, según las disposiciones de la Iglesia católica, se da culto público a Dios". En un sentido más teológico puede definirse como "todo culto público del Cuerpo místico de Jesucristo, o sea de la Cabeza y de sus miembros" ó como "el ejercicio del Sacerdocio de Jesucristo por la Iglesia" (Pío XII, Mediator Dei). Es también parte de la Sagrada Tradición. En el Magisterio de la Iglesia, la palabra liturgia se usa por primera vez en la encíclica Inter Gravissimas (1832) de Gregorio XVI. Sin embargo, se usará regularmente sólo desde el pontificado de San Pío X a inicios del siglo XX. La palabra liturgia se usa también como ciencia litúrgica, o sea, el conocimiento científico y sistemático del culto público en cuanto lo ha ordenado y prescrito la Iglesia.

El término liturgia proviene del latín liturgīa (liturguía), que a su vez proviene del griego λειτουργία (leitourguía), con el significado de «servicio público», y que literalmente significa «obra del pueblo»; compuesto por λάος (láos) = pueblo, y έργον (érgon) = trabajo, obra. En el mundo helénico este término no tenía las connotaciones religiosas actuales, sino que hacía referencia a las obras que algún ciudadano hacía en favor del pueblo o a las funciones militares y políticas, etc. A la exención de esas funciones se le llamaba αλειτουργεσία (aleitourguesía).

En el Nuevo Testamento, escrito en el dialecto griego llamado κοινέ (koiné), esta palabra se utiliza con cuatro significados fundamentales:
- Obra civil (7 veces): como el cuidar a los pobres, colectas, etc.
- Culto del templo (5 veces): con un sentido ritual, similar al culto del templo de Jerusalén.
- Ejercicio público de la religión (1 vez): como la predicación que se hacía en las sinagogas o en las plazas.
- Culto espiritual comunitario (2 veces): como la asamblea litúrgica que se reúne para celebrar en comunidad la fe.

Celebremos pues con dignidad la liturgia, como encuentro público y privado con Dios omnipotente Señor y dueño de toda existencia, a quien el monje  busca con ansia y devoción. En ella ejerce de forma oblativa su acción  de cuidar y atender a los hermanos no solo de manera individual sino colectiva manifestada en la intercesión y la súplica por todos los hermanos. Sobre todo el monje de manera especial en la acción litúrgica experimenta, intuye, escucha y goza a Dios en el culto público terrenal como una prefiguración del culto celeste que no tendrá fin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario